Si la cajita feliz del día me diera la oportunidad de verme en el pasado, viajaría hasta mis 14 años. Mirar esa niña asustada de un mundo nuevo, ansiosa por explorar más de sí misma y comenzar de cero, en otra ciudad, con nuevas luces, con edificios y nuevos riesgos.

Creo que no disfruté esa etapa, solo por pensar en el deber ser, y preocuparme por sentirme tan extraña, como Tarzán cuando descubre que es de otra especie, y no lo digo por creer que el resto sea menos, sino porque no entendía la belleza de la diferencia, la alegría de ser único en este mundo.

Me gustaría calmarla cuando entraba en sitios donde todos miraban a la chica que llegaba con libros, ojos oscuros y la mente ansiosa de poder aprender, la niña que iba fascinada al colegio, porque sí, me gustaba ir y luego llegar a casa contando todo. Eso está bien, siempre lo estuvo.

La acompañaría frente al espejo, para ver si mi abrazo la ayuda a darse cuenta que no hay nada malo allí, y que al contrario, todo marcha y marchará perfecto con su cuerpo, su ropa y sus sueños. Que debe respirar y retomar su amor propio para poder seguir, solo así logrará todo lo que anhela.

También la regañaría, por todas las veces que fue tan dura consigo misma, y con los demás. Las veces que actuó a la defensiva sin necesidad, y que al contrario, agradezca la fuerza que le entregó su abuela, sus ancestros, que pueda llevarla de buena forma y no confundirla con endurecerse, porque la vida es para dar amor, más aún a quienes les sobra el odio.

Le dejaría una carta sobre su reproductor musical,  madruga junto a él. La carta diría que la amo, que todo lo extraña que se siente hoy, mañana será la razón de ser de una mujer empoderada, y que podrá romper barreras que estoy segura ella jamás pensó, que la rodea amor aunque ella no lo vea, tendrá grandes amistades, muchas enseñanzas, su abuela dejará este mundo para estar donde ella siempre quiso llegar, junto a su fe y al amor de su vida, y ella tendrá que entenderlo. Niña de 14 años, sé feliz, disfruta hasta los errores, aprende, sueña, agradece por todo y nada, ámate como nadie que todo irá bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s