Y entonces ella decidió sentarse sobre la banca fría, gris y torpe

Ese día quería tanto huir, que dejó de importar todo lo que siempre odió

 

Fue hasta donde la vecina de la casa verde y tomó tequila

Se encargó de usar color rosado por completo, y escuchar metal

Usó las palabras que le repugnaban oír, escribió sin tildes ni comas

Quiso hacer todo de forma tan desagradable para sí misma

 

Pero solo cuando regresó a su dormitorio, limpió su rostro

Escuchó su banda favorita, y se metió en la cama

Pudo ver que ese sentimiento producto de otros tanto

No se iría más que por un poco de aire y regresar para hacerla pensar

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s